La ola psicodélica de The Lemon Clocks

El grupo sueco/norteamericano publica el sublime ‘Time To Wake Up’.

Junto a Stefan Johannson y Jeremy Morris se han involucrado en este disco Oscar Granero y Carlos Vigara de los madrileños The Seasongs, por lo que habría que añadir otra nacionalidad más a la banda. En cualquier caso, el resultado es absolutamente espectacular; ‘Time To Wake Up’ (Rock Indiana, 2020) es un disco monumental, un tratado de psicodelia, garage y pop lisérgico como pocas veces se ha visto desde los tiempos de los Seeds, Love, Syd Barret, Doors, la Chocolate Watch Band, 13th Floor Elevators y los mismísimos Byrds.

Estamos ante una obra ambiciosa y gigantesca, con 19 canciones que tendrían su acomodo perfecto en un álbum doble de alto gramaje y cartón duro impregnado de LSD en un momento indeterminado del añorado siglo XX. Pero aquí el Tiempo no importa. El parámetro temporal deja de existir una vez sumergidos en la escucha de ‘Time to Wake Up’. Alguien nos dio un ácido, escuchamos las chiribitas de ‘Flowers in My Hair’ y a partir de ese instante flotamos salvajes y libres por el cosmos con flores en el pelo en un sueño infinito como sonámbulos sobre las ruinas de Babilonia. En efecto, ‘Floating Free’, ‘Wild and Free’, ‘You Are The Cosmos’, ‘Infinity Dream’, ‘Sleepwalkers’ y ‘Babylon’ nos catapultan a otra dimensión y el Tiempo no está, no existe. Lo corrobora ese ‘Crimson and Clover’ final de dimensiones extraordinarias. Cuanto dura? Catorce segundos, catorce minutos o catorce días? no consigo recordarlo.

En definitiva, ‘Time To Wake Up’ es un portentoso disco de rock espacial que debería ser reconocido mundialmente y marcar la pauta de unos Psicodélicos Años 20. Gracias, Lemon Clocks!